Home / Belleza  / Alimentos de gran aporte nutritivo que te ayudarán durante la leucemia

Alimentos de gran aporte nutritivo que te ayudarán durante la leucemia

La leucemia es el cáncer de los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluso la médula ósea y el sistema linfático. Existen muchos tipos de esta enfermedad. Algunas formas de esta son más frecuentes en niños y otras en adultos.

Esta enfermedad suele afectar a los glóbulos blancos. Estos son poderosos combatientes de infecciones; por lo general, crecen y se dividen de manera organizada, a medida que el cuerpo los necesita. Pero en las personas que padecen este tipo de afección, la médula ósea produce glóbulos blancos anormales que no funcionan correctamente.

Síntomas

Los síntomas de la leucemia varían según el tipo. Los signos y síntomas frecuentes de la leucemia son los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Infecciones frecuentes o graves
  • Adelgazamiento
  • Ganglios linfáticos inflamados, agrandamientos del hígado o del bazo
  • Sangrado con facilidad y formación de hematomas
  • Sangrados nasales frecuentes
  • Pequeñas manchas rojas en la piel
  • Sudoración excesiva, sobre todo durante la noche
  • Dolor o sensibilidad en los huesos

Lee también: Últimos avances científicos en la investigación de la leucemia

Causas

En general, la leucemia aparece cuando algunas células sanguíneas adquieren mutaciones en el ADN (la información que se encuentra dentro de cada célula y que dirige su función). Puede haber otros cambios en las células que todavía no se comprenden cabalmente y que podrían contribuir a provocar la leucemia.

Algunas anomalías hacen que la célula crezca y se divida con mayor rapidez, y que siga viviendo cuando las células normales ya murieron. Con el tiempo, esas células anormales pueden desplazar a las células sanguíneas sanas de la médula ósea, lo que disminuye la cantidad de plaquetas, glóbulos blancos y glóbulos rojos sanos, y causa los signos y síntomas de la leucemia.

Clasificación de la leucemia

Los médicos clasifican la leucemia en función de la velocidad de evolución y de los tipos de células involucrados.

El primer tipo de clasificación se centra en la velocidad de evolución de la leucemia:

Leucemia aguda

En la leucemia aguda, las células sanguíneas anormales son células inmaduras (blastos). No pueden cumplir sus funciones normales y se multiplican rápido; por lo tanto, la enfermedad empeora con rapidez. La leucemia aguda exige un tratamiento oportuno y agresivo.

Leucemia crónica

Existen muchos tipos de leucemias crónicas. Algunas producen demasiadas células y otras, muy pocas. La leucemia crónica comprende células sanguíneas más maduras.

Esas células sanguíneas se replican y acumulan muy lentamente, y pueden funcionar con normalidad durante un tiempo. Algunas formas de leucemia crónica, al principio, no producen síntomas tempranos, por lo que pueden pasar desapercibidas o no diagnosticarse durante años. 

El segundo tipo de clasificación tiene en cuenta el tipo de glóbulo blanco afectado:

  • Leucemia linfocítica. Este tipo de patalogía afecta las células linfoides (linfocitos) que forman el tejido linfoide o linfático. Este tejido forma el sistema inmunitario.
  • Leucemia mielógena. Este tipo de afección afecta las células mieloides. Estas originan los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las células que producen plaquetas.

Alimentos de gran aporte nutritivo que te ayudarán durante la leucemia

Alimentos ricos en fibra

Entre los alimentos recomendados para tratar los síntomas de esta patología encontramos:

  • Arroz y  pan integral
  • Avena
  • Frijoles en cualquiera de sus colores
  • Maíz
  • Lenteja
  • Linaza

Estos alimentos le permiten al organismo acelerar el tránsito intestinal y arrastrar las sustancias cancerígenas que pueda haber en el conducto digestivo, por lo que evitan que sean absorbidas por el cuerpo.

El consumo habitual de frutas

Entre las frutas más ricas en fibras y antioxidantes encontramos:

  • Sandía o patilla
  • Aguacate
  • Piña
  • Fresas, frambuesas, arándanos
  • Pera
  • Manzana
  • Granada
  • Uva
  • Mango
  • Kiwi
  • Granada
  • Naranja

En el caso del aguacate es una excelente fuente de fibra que, además, es rica en grasa mono y poliinsaturadas (las grasas buenas). Estas ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y disminuyen el colesterol.

Se recomienda consumir la mayoría de las frutas con la piel, para poder aprovechar sus propiedades al 100 %.

La granada es sumamente aconsejable gracias a su aporte de ácido cítrico (de acción desinfectante, alcaliniza la orina y potencia la acción de la vitamina C).

Ver también: Tratamiento de la leucemia: presente y futuro

Vegetales imprescindibles

Entre los vegetales más recomendados en la prevención del cáncer encontramos:

  • Brócoli
  • Coliflor
  • Zanahoria
  • Tomate
  • Berenjenas

Asimismo, la lechuga y las espinacas tienen un alto contenido en luteolina, un flavonoide que desempeña un papel importante en la prevención del cáncer.

El consumo de plantas crucíferas ayuda a proteger el ADN celular, a desactivar carcinógenos y otros factores importantes para la salud. No dudes en incluir en tu dieta:

  • Bok choy
  • Brócoli
  • Coles o repollitos de Bruselas
  • Col o repollo
  • Coliflor
  • Verduras de hoja verde (rábano, col rizada, nabo sueco o naba, nabos, wasabi, berro)
Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Te gustaría recibir las notificaciones  de Revista AQP,

con las ultimas noticias.