Home / Moda  / Diseñadores  / SENTIRSE ÚNICA Y ELEGANTE – ANA MARÍA VELASCO

SENTIRSE ÚNICA Y ELEGANTE – ANA MARÍA VELASCO

Ana María Velasco, la diseñadora favorita de las damas arequipeñas nos abre las puertas de su atelier, donde asemejándose a un hada madrina borda con hilo y aguja las fantasías fashion de sus clientas en vestidos de ensueño.

Por Urpi Orihuela   •   Fotografía Juan José Frisancho (modelos), Alonso Jaramillo y Abel Cáceres (A. M. Velasco) Modelos Caroline Riabtshoun Dávila y Ximena Uria Luna

Maquillaje y peinado: Montalvo Salón & Spa

Locación: Barrio del Solar

Un universo de sedas, satines, organzas y brocados, de telas de colores pasteles y corales; donde perlas y mostacillas conviven pacíficamente envueltas en el aroma perfumado y característico de este recinto: La boutique “AMV”. Un  oasis de buen gusto y delicada femineidad en plena zona comercial del distrito de Cayma. Ana María Velasco, la diseñadora, es una mujer que se define como ‘detallista’, eso es claro cuando te ofrece un vaso de agua y te invita a pasar a su estudio. Una vez dentro, este local ubicado en el Centro Comercial Cayma, toma otra forma. Por fuera tenemos una hermosa tienda con fotos de Coco Chanel en los muros de color pastel, y en su interior nos encontramos con un pequeño estudio cuya mesa está siempre llena de dibujos en papel, nuevas creaciones y desorden de artista.

Ana María la artista, habla con soltura y adquiriendo una postura más relajada me habla sobre la inspiración para sus nuevas colecciones, “Sublime Belleza” y “Romance”, ambas relacionadas con la arquitectura y matices de la Arequipa colonial. El Monasterio de Santa Catalina es para nuestra diseñadora, una fuente inagotable de inspiración en cuanto a los colores, convirtiendo el aire a clausura que emana este monumento histórico en un aroma añejo donde la vida yace y se conserva. Esto es “Sublime Belleza”, explica Velasco.

La primera puntada

Proveniente de una familia tradicional arequipeña, esta diseñadora vio nacer su pasión por la moda y la costura desde niña. “Mi mamá me entregaba retazos de tela para que les haga vestidos a mis muñecas, mi madre confeccionaba también prendas para ella y para mis hermanas. Es una mujer a la cual admiro”, confiesa la modista con un aire de emoción.

 

Después de un tiempo alejada de su verdadera vocación, tomó las riendas de la administración de la boutique de su madre “Gabriela Boutique”. Ahí empezó a aprender sobre el negocio de la indumentaria y sobre la atención que requieren clientes muy exigentes. ”Me pedían prendas exclusivas y de calidad, entonces empecé a diseñar para ellas”. Así comenzó la etapa de Ana María Velasco como diseñadora, con clientas ansiosas de exclusividad y nuevas tendencias. Pronto vio por conveniente abrir otra tienda justo al frente de la de su madre naciendo así “AMV”. Una boutique que alza la frente a “Gabriela” como una hija que acompaña a su madre.

La mujer AMV

Siguiendo los parámetros enseñados por las clásicas modistas como Gabrielle Chanel y Carolina Herrera, los diseños de AMV se basan y sostienen en la palabra ‘Elegancia’. “La mujer a la cual están dirigidos mis diseños, es a una mujer que le agrada ser elegante y única, que sabe lo que viste y la hace verse  bien, resaltando su belleza natural. Mis diseños son para aquella mujer que es actual, va a la moda y busca sentirse cómoda con lo que lleva”, comenta la modista. Quien diseña a partir de los gustos de sus clientas, creando así piezas únicas. “Confeccionamos prendas que solo existen en la imaginación de la clienta” afirma Ana María satisfecha. Tres años en  AMV la han colocado como la favorita entre las damas de Arequipa. Que ahora lucen las prendas ataviadas de encajes, muselina con aplicaciones y transparencias, que antes de Ana María, solo existían en sus fantasías.

 

La mujer detrás de AMV

Detrás de una inspirada diseñadora de vestidos que, como hada de cuentos ha vuelto realidad las fantasías fashionistas de sus clientas; se encuentra una mujer con sentimientos de solidaridad y de cortesía. Así como su estudio oculto y a la vez tan expuesto ubicado en su tienda. La personalidad de Ana María Velasco que parece un tanto escondida entre las gasas y sedas, emerge fácilmente; con una conversación fluida y un  trato condescendiente. “Me gusta ser amable,  trato de conservar la amistad y servir a las personas que me rodean”. Velasco ha colaborado con obras de caridad desde que estaba en el colegio, ayudando a los niños de la clínica San Juan de Dios y al Instituto de ciegos. “Cada vez que lo hago salgo reconfortada”, afirma la modista con ojos centelleantes.

 

En lo que respecta a su oficio como diseñadora Velasco ejerce esta labor desde una perspectiva interesante “Para mí, el diseño de modas es un arte y un servicio, porque a través de él puedo hacer felices a miles de mujeres para que se sientan únicas e icónicas”. Ana María hace su última declaración, nos despide cordialmente de su estudio y vuelve a envolverse en brocados y linos de algodón para seguir aplicando perlas y joyas a la imaginación de muchas mujeres.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Te gustaría recibir las notificaciones  de Revista AQP,

con las ultimas noticias.