Home / Lifestyle  / Diversión  / WAYARANA Reino de los sabores

WAYARANA Reino de los sabores

Inicialmente este templo culinario tenía cuatro socios hoy solo son dos y uno de ellos es Teodoro el chef y jefe que impulsa los productos andinos. Mecánico de profesión cambio los fierros por los utensilios y el mandil. En su restaurante prima el buen trato y una cena romántica cuenta con los elementos esenciales para que la comida de pareja sea inolvidable no solo por los platos que sirven sino por el ambiente que se vive en sus instalaciones.

Por: Richard Luque

Fotografía: Víctor Ticona

Modelos: Giuliana Valenzuela Yabar y Adrián Manrique Rojas

 

 

Apocos metros de la plaza de armas de Arequipa se encuentra un santuario de la gastronomía, un templo donde se rinde pleitesía a los sabores y aromas de los productos andinos. Un lugar donde planificar una cena romántica es tan sencillo como dominar al viento, y es que en el restaurant wayrana, el detalle no son sus sofisticados platos o exóticos cocteles, aquí lo exótico es el ambiente que han logrado los propietarios con la fusión de lo contemporáneo complementando la estructura colonial.

Una filosofía de la combinación que también se puede percibir en cada uno de los platos que ofrece su peculiar carta. El encargado de este restaurante que ha apostado por los sabores autóctonos es Teodoro Rivera Flores, Teo para los amigos asegura que comer en el restaurante que dirige es una experiencia única no solo por la sazón sino también por los ambientes de esta casa que incentiva a la gula.

Wayrana es un término quechua que significa casa del viento. Sus extensos ambientes parecen seguir esa filosofía.

Sabores románticos

Cenar es un ritual que muy pocos suelen hacer fuera de casa. Hoy las cenas están reservadas para ocasiones especiales, una celebración, una cita y en el común de las personas cenar implica connotaciones de romance por un cliché fílmico. El ritmo de las velas de antaño ha sido remplazado por tenues luces que parecen dormirse confabulando así para que las parejas no se sientan tan vistas.

En Wayrana una cena romántica implica una buena combinación de ambiente, comida y sensaciones. Teodoro recomienda un buen aperitivo para la pareja como es el Papaya Sour. Un coctel que hará disimulada la espera mientras le preparan una peculiar entrada; que consiste en un crepe salado de rocoto relleno en salsa de café, preparando así el apetito para el plato de fondo que es  un T- bone steak a la piedra, una parte de la costilla con lomo de la alpaca, sazonada con mantequillas. Para finalizar el postre de ley que es un crepé dulce relleno con papaya arequipeña flameado.

Esta selecta carta cobra una peculiar atmosfera en los ambientes de Wayrana, la catarata central se fusiona con la leve música de fondo que se pone para que la velada tenga connotaciones románticas. La casa colonial que alberga a este restaurante de productos andinos, donde el cuy es el protagonista de la carta, está decorada de manera sobria y muy colorida.

La mayoría de los clientes que suelen comer aquí son extranjeros a los que algunos amigos les hablaron de la sazón de Teodoro, un hombre que comenzó como mecánico y terminó por convertir su cocina en su peculiar taller de sabores y sazón.

Gastronomía de un Mecánico

Descubrir las pasiones es una consecuencia de La curiosidad. Hace 21 años Teo comenzó con el arte de mezclar sabores y como jugando descubrió que lo suyo no eran los motores ni los carburadores sino las ollas y los cubiertos. Sus inicios fueron como el chico de la limpieza en la antigua picantería La Cantarilla en Tahuaycani. Que pertenecía al Grupo Inca.

El mecánico de mantenimiento nunca pensó que un partido de futbol sería el comienzo hacia la materialización y descubrimiento de su culinaria pasión. Como suele ocurrir en las historias de éxito tuvo que comenzar desde cero decidió estudiar cocina en Cenfo tour y con antiguos alumnos decidieron apostar por la empresa propia, aunque hoy ya no estén ligados empresarialmente Teodoro es un profeta del riesgo. Antes de entregarse de lleno al arte del pecado de la gula trabajo de pintor, mecánico, limpia pisos y ahora debuta como empresario y cocinero.

Una cena para dos personas en este restaurante no excede los 200 soles, la merienda incluye las entradas el plato de fondo y los postes.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Te gustaría recibir las notificaciones  de Revista AQP,

con las ultimas noticias.